pl
opi

​Desafío Pymes: oportunidad de proyectos en las Smart Cities

[ CIUDADES INTELIGENTES ]

Muchas veces el concepto de “smart cities” encierra un prejucio que sostiene que esta tendencia sólo es palpable para grandes empresas que tienen la posibilidad de aplicar a importantes proyectos de innovación.

Sin embargo en este artículo, vamos a mostrar cómo esta nueva tendencia que ya está en marcha constituye una gran oportunidad para el desarrollo del tejido productivo que constituyen las PYMES.

Por Evangelina Diaz y Sofia de Santibañes

Según el BID, uno de los grandes retos a los que se enfrentan las ciudades es la planificación, administración y gobernanza de manera sostenible, maximizando las oportunidades económicas y minimizando los daños medioambientales mediante el uso de tecnologías para mejorar la toma de decisiones, la eficiencia de las operaciones, la prestación de los servicios urbanos y su competitividad. En este marco, ciudadanos, empresarios y trabajadores tienen la posibilidad de aportar soluciones creativas que generen más empleos y condiciones de bienestar económico y social.

Evangelina Diaz
Licenciada en Ciencias Políticas (UBA)
Trabaja en proyectos vinculados a la tecnología aplicada al Estado y el sector privado, análisis de procesos de gestión y brinda asistencias técnicas referidas al estudio de las pymes y sector productivo.
Sofia de Santibañes
Mg. en Economía Urbana (UTDT)
Especializada en Smart Cities, Urbanismo y Sostenibilidad, interesada en las temáticas urbanas, las políticas públicas y las nuevas tecnologías.Trabaja dentro del ámbito público, liderando proyectos relacionados a la evaluación y control de gestión, análisis de procesos e incorporación de tecnologías para la mejora de los servicios públicos.
Ambas somos parte de CiTTÁ, Gestión Inteligente de la Ciudad, brindando asesoramiento a municipios en proyectos relacionados a los ejes de MODERNIZACIÓN, DESARROLLO EMPRENDEDOR y SUSTENTABILIDAD.

Ante esta variedad de elementos surgen nuevas configuraciones en el mercado que crean las condiciones para nuevas oportunidades de negocio, sobre todo para las pymes que por ser organizaciones más pequeñas pueden crecer más  a nivel nacional e internacional y utilizar a los Estados como palanca para internacionalizarse y exportar sus soluciones, como así también convertirse en satélites de aquellas grandes empresas que se convierten en proveedores de complejos proyectos de infraestructura,  servicios de la ciudad o saneamiento de recursos hídricos y brindar servicios auxiliares a éstas.

En este sentido, las pymes deben tener en cuenta los siguientes aspectos para identificar nuevas oportunidades de negocio en esta ruta por alcanzar ciudades inteligentes:

  • Conocer los instrumentos de apoyo que brindan organizaciones como el BID,  la Unión Europea o el Mincyt en Argentina, por ejemplo, para identificar aquellas ciudades donde están trabajando activamente o bien para acceder a asesoramiento y  financiación para las pymes que brinden productos y servicios de valor agregado para estas políticas;
  • Analizar las necesidades emergentes que se abren en el marco de las smart cities, sobre todo en los sectores de infraestructuras, transporte, logística, seguridad, gestión eficiente de edificios y centros comerciales, control eficiente y sostenible de los recursos energéticos, conectividad, telecomunicaciones, etc.

Identificar aquellos aspectos en donde pueden brindar valor agregado en los sectores antes mencionados,  conocer las iniciativas públicas,  y unir fuerzas con otras empresas mediante fórmulas asociativas o de consorcios para incrementar las oportunidades de adjudicación de proyectos. 

Por último, en este marco de oportunidades que brindan los proyectos de ciudades inteligentes,  las pymes tienen el desafío de ser y mostrarse como innovadoras y capaces de brindar propuestas de valor agregado para satisfacer las necesidades de las nuevas urbes y potenciarse dentro de los sectores que más posibilidades ofrecen; tenemos que aprovechar  la información y aprovechar las sinergias entre la innovación multisectorial, las oportunidades bilaterales de negocio y la generación de consorcios para lograr empleos de alta calidad y alto valor añadido en pos de lograr “una nueva economía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *